Plasmando nuestra identidad Huepil



Hoy nos dedicamos a personalizar nuestra entrada del mejor modo posible: pintando un "Huepil" (Arcoiris) con las manitos de todos los asistentes habituales. Comenzamos con los preescolares, ellos estamparon sus manitos en azul y verde, y fuimos avanzando con los niños de primero y segundo, para terminar con el grupo de los mayores. Fue entretenido el proceso de pintar cada mano, llegar con mucho cuidado para marcarla y limpiarlas inmediatamente para no estampar los uniformes.


Así como las manitos de los niños decoraron nuestra fachada y le aportaron personalidad, nosotras esperamos que los niños al crecer nos recuerden gratamente, como un aporte a su infancia y un lugar protegido en el que vivieron grandes experiencias.